header_image
Sus resultados de búsqueda

Calcula tu hipoteca

CALCULADORA

Calcular una hipoteca con rigor nos va a permitir ahorrar a corto y largo plazo, además de obtener una mensualidad acorde con nuestra situación económica. Gracias a nuestro simulador de hipotecas puedes calcular tu hipoteca, la cuota mensual, los gastos de hipoteca asociados y los años de amortización.

Te ofrecemos un completo simulador de hipotecas con el que podrás calcular la cuota de tu hipoteca y mucho más. Estos factores son fundamentales a la hora de solicitar un crédito de este tipo, si los cálculos son erróneos o no planificamos correctamente los pagos, la cuota podrá incrementarse debido a gastos que no habíamos previsto.

Utiliza nuestro simulador de préstamo hipotecario y planifica los pagos e tu hipoteca mes a mes con total seguridad, además de otros parámetros imprescindibles para amortizar tu hipoteca sin pagar de más.

Utiliza nuestro simulador de cuotas hipotecarias para saber los gastos de tu hipoteca

Somos expertos en compra-venta en el sector inmobiliario, nuestra experiencia nos ha permitido conocer con exactitud el sistema financiero que afecta a los créditos de inmuebles, gracias a nuestra experiencia hemos desarrollado un simulador de cuota para hipoteca real, con todo tipo de posibilidades, capaz de realizar un cálculo exacto de tus cuotas, en función del precio de la propiedad, el procentaje de entrada, la duración y el interés.

No te enseñamos cómo calcular una hipoteca, nosotros mismos hacemos el cálculo para que puedas obtener de forma automática toda la información acerca del pago y los plazos, para que puedas planificar mes a mes y a largo plazo.

Nuestra calculadora es válida para todo tipo de hipotecas.

  • Calcula tu hipoteca:

  • ¿Cómo debes calcular tu hipoteca?

    Calcular tu hipoteca y sus plazos es muy sencillo con nuestra calculadora para hipotecas. A continuación repasamos la información que debes completar para que el cálculo sea lo más ajustado posible a la realidad.

    • Indica el precio de la propiedad. No es necesario que sea el precio final, pero cuánto más aproximado sea al precio real más acertado será el cálculo de tu hipoteca.
    • También debes indicar qué porcentaje de entrada vas a aportar respecto al precio total, de esta manera sabemos la parte del precio de la vivienda que ya ha sido pagado.
    • Escribe el número de años en los que quieres pagar las hipoteca.
    • Por último, indica la tasa de interés que se va a aplicar a la hipoteca. En caso de ser variable, indica una tasa media que se ajsute a la situación económica actual.

    Con esta información, nuestro calculador de hipotecas realiza un cálculo inmediato y te muestra la información que necesitas.

    Tienes la posibilidad de comprobar cuánto es el capital financiado, el coste anual de tu préstamo, y la cuota mensual a la que deberás hacer frente durante el tiempo indicado.

    Este cálculo no solo es útil para personas que piden su hipoteca pro primera vez, también puedes gestionar un crédito solicitado hace tiempo y comprobar su trayectoria y períodos de finalización.

    5 consejos a la hora de hipotecarte

    Solicitar una hipoteca es una decisión que debemos meditar. Los cálculos para solicitar una hipoteca pueden parecer automáticos, sin embargo podemos firmar una serie de condiciones variables que hacen que nuestra hipoteca sea muy favorable para nuestros intereses, o todo lo contrario, comprometernos a una serie de pagos que podríamos habernos ahorrado. A continuación hemos hecho una recopilación de consejos para firmar una hipoteca, para que evites cláusulas innecesarias y puedas solicitar tu préstamo en el momento exacto.

    Valora con precaución la duración de tu préstamo

    La duración de la hipoteca es uno de los factores más importantes a la hora de planificar. Evidentemente es imposible adivinar cómo será nuestra situación financiera en 20, 30 o 40 años, por eso es mejor, en general, optar por cuotas mensuales más reducidas e hipotecas más largas. Si te decides por un pago muy elevado en relación con tus ingresos, en caso de no poder afrontar el pago podrás perder el inmueble. Por otro lado, a más largo sea el plazo mayores serán los intereses, y por lo tanto el pago total será mayor.

    Debes decidir entre pagar menos al mes y más en total o pagar una mensualidad mayor y ahorrar en intereses. Ten en cuenta tanto tu situación actual como los posibles escenarios en los que te puedes encontrar en un futuro.

    Negocia las condiciones de tu hipoteca

    Como decíamos, las hipotecas parecen contratos financieros bastante estandarizados, y sin embargo no es así. Existen hipotecas muy diferentes, incluso con cantidades similares, por eso algunas personas obtienen unas ventajas que otros clientes no obtienen. Esto hace imprescindible negociar la hipoteca. No aceptes diferenciales muy altos, en estos momentos un diferencial de más de un 2% sería atarnos a un riesgo que no tenemos por qué correr.

    Como hemos visto en los últimos años, algunas hipotecas cuentan con cláusulas consideradas abusivas, por eso debes revisar a fondo tu hipoteca y las condiciones que te ofrecen. Si no estás de acuerdo con alguna de ellas solicita en tu banco otras condiciones.

    No solicites más del 80%

    Muchos bancos exigen esta condición de forma obligatoria, en cualquier caso, si puedes solicitar una hipoteca mayor del 80% del valor del inmueble será mejor que no lo hagas. Si no pudieras hacer frente a las cuotas mensuales tu banco sería el propietario del inmueble, al requerir una hipoteca menor a su valor, para cancelar la hipoteca bastaría con obtener el valor de la casa. Si el valor de la casa es menor que la obligación contraída con el banco, deberás seguir pagando la hipoteca, incluso si el banco se queda con la vivienda.

    Evidentemente esto te va a obligar a tener una cierta cantidad de ahorros antes de solicitar la hipoteca, pero es un seguro ante situaciones que se pueden llegar a dar.

    Valora más que la cuota mensual

    Al firmar una hipoteca entran en juego muchos factores. El primero en el que nos fijamos es en el valor de la cuota mensual, pero también tienes que prever otros factores. Antes de contraer el préstamo debes asegurarte de firmar un tipo de interés favorable, valorar el diferencial o la cláusula suelo.

    Además de los pagos también son importantes los plazos. Una diferencia de 5 años en el pago puede suponer un gran ahorro en concepto de amortización de intereses.

    Cuidado con los ahorros

    Debes tener una cosa muy clara, no puedes quedarte sin ahorros al firmar una hipoteca. Es casi seguro que durante el primer año vas a tener algún tipo de gasto extra aunque no esté derivado directamente de la hipoteca. Una casa conlleva unos gastos entre los que se incluyen facturas, mobiliario, comunidad, etc., no te quedes a cero porque vas a necesitar dinero para emergencias financieras.

    Tipos de interés y gastos asociados con las hipotecas

    Como decíamos, existen gastos que, si no directamente, de forma indirecta vienen asociados al hecho de firmar una hipoteca. Además del pago de la casa también debes tener en cuenta los siguientes pagos a incluir entre los gastos que deberás afrontar en la compra de una casa:

    • Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados. Se trata de un impuesto que se paga por la escritura del préstamo hipotecario. Se valora en porcentaje respecto al total del crédito y suele rondar el 1% respecto al crédito contraído.
    • Comisión de apertura. También un porcentaje, aunque más bajo que el anterior. Es una comisión que cobra el banco por la apertura de la hipoteca. Más o menos se sitúa en torno al 0,25%.
    • Registro de la propiedad. Deberás dar de alta tu inmueble en el Registro de la Propiedad. No está estandarizado, pero se sitúa entre los 200-300 €.
    • Notario. No te va a salir barato, alrededor de 600-800 €.
    • Tasación de la vivienda. Todas las viviendas deben ser tasadas a la hora de valorar la cantidad del préstamo concedido. Este trabajo suele rondar los 300 €.

    En cuanto a los tipos de interés, la mayoría de las hipotecas en nuestro país se firman en relación al Euribor, un porcentaje que se calcula a diario teniendo en cuenta la media del valor al que los bancos se han prestado dinero entre ellos. El tipo de interés es fundamental a la hora de calcular el valor de la hipoteca que recibimos y el precio final de la hipoteca, es decir, lo que acabaremos pagando. Valora los riesgos y la situación financiera actual y a largo plazo para estimar los tipos de interés que afectarán a tu hipoteca.

    Comparar