haga clic para activar el zoom
cargando...
No hemos encontrado ningún resultado
Vista Hoja de ruta Satélite Híbrido Terreno Mi ubicación Pantalla Completa Anterior Siguiente
Sus resultados de búsqueda

Cómo decidir si comprar una casa vieja para reformar u obra nueva

por Inmobiliaria O&M el 19 abril 2018
Cómo decidir si comprar una casa vieja para reformar u obra nueva
Comentarios:0

El momento de comprar una vivienda es muy emocionante para los propietarios. Generalmente se trata de un proceso largo y complejo, pero también muy satisfactorio cuando por fin se estrena hogar. Una de las cuestiones más importantes en este punto es decidir si comprar una casa vieja para reformar o vivienda de obra nueva. Te damos algunas pautas para que puedas decidirte.

Razones para comprar una casa vieja para reformar

Adquirir una vivienda de segunda mano para reformar tiene algunas ventajas muy interesantes para los futuros habitantes de la misma, empezando por que, a través de la reforma, es posible conseguir una vivienda casi a medida.

Inversión rentable a medio y largo plazo

Invertir en propiedades es siempre una buena idea, tanto si son para residir en ellas como para alquilarlas o venderlas en un futuro. Con una reforma atractiva, la vivienda se revaloriza considerablemente, por lo que es posible recuperar la inversión inicial y además tener ganancias importantes.

Precio asequible y mejor ubicación

El precio de la vivienda de segunda mano es más asequible que la obra nueva, especialmente cuando se trata de viviendas para reformar. Además, estos inmuebles suelen estar en zonas donde no pueden construirse otros nuevos, como los centros de las ciudades o los cascos históricos.

Viviendas con menos demanda

Normalmente, este tipo de viviendas tienen menos demanda que las nuevas, por lo que la decisión puede tomarse sin prisa y analizando los pros y contras. También es importante aprender a localizar las mejores oportunidades, porque no todas las viviendas de segunda mano lo son.

Ventajas de comprar una casa moderna

Por otro lado, está la opción de adquirir una casa moderna, de obra nueva, que también tiene algunas ventajas diferentes al supuesto anterior.

No hacen falta reformas

Una vivienda de obra nueva no necesita de reformas ni de obras. Se entrega terminada, con un precio cerrado y en perfectas condiciones. Hay que tener en cuenta que no es seguro que una vivienda de segunda mano se pueda reformar, y en el caso de que sea posible, el presupuesto podría dispararse, algo que no pasa con una vivienda nueva.

Nuevas instalaciones

Todas las instalaciones de una vivienda nueva son también nuevas, por lo que te aseguras de no tener que cambiarlas, repararlas ni reformarlas en unos cuantos años. Evidentemente, siempre existen las excepciones y las averías, pero estos problemas son menos comunes en estos inmuebles.

Para entrar a vivir

Otra de las ventajas es que los plazos se acortan bastante cuando se trata de viviendas de obra nueva. La casa ya está lista para entrar a vivir, y no habrá que esperar a realizar la reforma para poder disfrutarla.

Con todas estas ideas, te será más fácil decidir si comprar una casa vieja para reformar u obra nueva. La decisión parte de las necesidades concretas de cada persona, así que piensa en lo que necesitas y contacta con nosotros para que podamos ayudarte a encontrar tu futuro hogar.

Compartir

DEJA UN COMENTARIO

Tu dirección de correo no será publicada en la web.

Comparar